Carlos Serrano y la historiografía española